chaquetas ralph lauren hombre Algunos puntos para entender el caso Napout

polo ralph lauren perfume hombre Algunos puntos para entender el caso Napout

El FIFAgate es considerado el escándalo de corrupción más grande que ha ensuciado al fútbol, y en el que “cayeron” altos dirigentes que han manejado por décadas el balompié mundial. En el sonado caso están implicados pesos pesados de la Federación Internacional de Fútbol Asociados (FIFA), exdirectivos de la Concacaf y de la Conmebol, entre ellos los paraguayos Juan ngel Napout y Nicolás Leoz, cabecillas de todos los delitos cometidos, según informes de la justicia norteamericana y testigos claves que siguen declarando hasta ahora.

Algunos de los delitos por los cuáles están acusados y procesados varios de los exdirectivos del fútbol mundial son, fraude, lavado de dinero, soborno y asociación criminal. Se calcula el monto de las coimas con las empresas dueas de los derechos de televisación y las algunas marcas publicitarias, superan los US$ 150 millones.

La empresa acusada de casi todos los pagos de sobornos, es Datisa, el conglomerado conformado por Full Play, de Mariano y Hugo Jinkis, Torneos y Competencias, del también argentino Alejandro Burzaco y Traffic Sports, con sede en Estados Unidos y que tenía como fundador al experiodista brasileo, José Hawilla. Todos ellos se habrían adjudicado los derechos de televisación y comercial, de las competencias más grandes de Concacaf y Conmebol. Tenían adquiridos todos los paquetes hasta la Copa América 2016. Se presume que los hechos de sobornos y otros delitos, vienen desde 20 aos atrás como mínimo.

Alejandro Burzaco, expresidente de la empresa Torneos y Competencias (TyC).

La justicia de Estados Unidos, encabezada por la famosa fiscal Loretta Lynch, ya venía investigando el caso desde el 2011 aproximadamente, pero el caso “explotó” el 27 de mayo del 2015, cuando autoridades norteamericanas y suizas irrumpieron abruptamente el Congreso número 65 de la de la FIFA, en el que se encontraban los directivos más poderosos del fútbol mundial.

Tras ingresar al Hotel Baur Au Lac de Zúrich, las autoridades policiales detuvieron a siete altos dirigentes de la FIFA, con el objetivo de extraditarlos a Estados Unidos, donde serían juzgados con todo el peso de la ley.

Juan ngel Napout se había salvado en ese entonces, pero la libertad no le duró mucho, ya que siete meses después, en diciembre del 2015, fue detenido en Suiza, siendo actual presidente de la Conmebol, junto a Alfredo Hawitt, quien al igual que el paraguayo, en ese entonces era vicepresidente de la FIFA. Acusados de sobornos, asociación criminal, lavado de dinero y otros delitos, estaban obligados a comparecer ante la justicia de Estados Unidos.

Las investigaciones y las declaraciones los testigos claves (dueos de las empresas televisivas), confirman que se pagaron millones de dólares en coimas a todos los directivos de la Confederación Sudamericana de Fútbo. El presidente en ese entonces de la Conmebol, el uruguayo Eugenio Figueredo, habría recibido US$ 3 millones, los titulares de las Federaciones de Argentina y Brasil, Julio Grondona y José María Marín recibían US$ 1 millón y medio, mientras que el resto de los presidentes de federaciones, entre ellos, Juan ngel Napout, habrían “embolsado” cerca del millón de la moneda norteamericana.

Nicolás Leoz rechazó su extradición a los EE UU.

Desde entonces, se ha pedido la extradición de Nicolás Leoz, pero el jerarca más reconocido de los últimos tiempos del fútbol sudamericano, ha alegado innumerables motivos y ha “chicaneado” en todo momento, para evitar su comparecencia ante la justicia nortemaericana, que tendría pruebas contundentes de haber recibido dinero malhabido. Los empresarios dueos de los derechos comerciales y televisivos que pagaron las coimas, aseguran que todo el dinero que era para la Conmebol, casi siempre fue a parar en su cuenta personal.

Uno de los principales motivos por el que nunca se ha investigado sobre el hecho de corrupción en la Conmebol, ha sido la famosa ley 1070, que le daba inmunidad al ente máximo del fútbol sudamericano.

Gracias a esa orden, ni jueces, ni policías, podían ingresar a revisar la sede de la Confederación, algo increíble que poca gente sabía y que Leoz había logrado en 1997, obviamente con el objetivo de blindar todos los movimientos internos de la Conmebol.

Esa invulnerabilidad terminó en junio del 2015, cuando el presidente Horacio Cartes, por medio de la promulgación de una ley, derogó ese privilegio al ente del fútbol sudamericano.

Entre las 240 páginas que tiene el caso de FIFAgate, el protagonismo de Juan ngel Napout tiene ocupado un par de espacios.

Aunque él se declara inocente en todo momento, la fiscalía norteamericana asegura que el paraguayo recibió dinero sucio, tanto cuando era presidente de la APF, como titular de la Conmebol.

Se afirma que Napout estaba al tanto de todo el esquema de corrupción que lo precedía, pero nunca se atrevió a cambiar el sistema y solo se dedicó a continuar, a cobrar coimas y por ende, cayó constantemente en los mismos delitos de sus antecesores.

El exvicepresidente de la FIFA, que tiene prisión domiciliaria y enfrenta juicio en Nueva Yotk, fue “ensuciado” aún más en las últimas semanas., cuando el capo máximo de Torneos y Competencias, una de las empresas involucradas en el pago de sobornos, Alejandro Burzaco, declaró y culpó a Napout de haber recibido innumerables coimas. El directivo de TYC, confirmó que el paraguayo recibió unos 2.700.000 dólares aproximadamente de “dinero sucio” para favorecer a la empresa mencionada y que había una promesa de casi US$ 6.000.000 más, si los “negocios” seguían firmes.

Napout está aguardando la sentencia de su juicio en Nueva York. Foto: AFP.

Burzaco, quien se declaró culpable y colaboró en todo momento con la fiscalía estadounidense, contó cómo Juan ngel Napout había planeado echar a Eugenio Figueredo de la presidencia de la Conmebol, pero había sido frenado por en ese entonces por Julio Grondona, expresidente de la AFA y uno de dos hombres más poderosos del fútbol sudamericano.

El pago de sobornos fue confirmado además por Santiago Pea, uno de los exempleados de confianza de los Jinkis, dueos de la empresa Full Play, que compone Datisa, la firma que monopolizaba todo los derechos televisivos y comerciales de esta parte del continente. Pea contó que le pagó a Napout la suma de un millón de dólares, solamente por la concesión de los derechos de la Copa América 2015.

Chuck Blazer, el famoso “Topo” que destapó el escándalo de la FIFA. El norteamericano falleció en julio de este ao. Foto: FIFA

Para alivianar su condena, el norteamericano se prestó a ayudar a la justicia de su país. Fue el que se infiltró en las más altas esferas de la FIFA y grabó conversaciones muy comprometedoras, que eran suficientes pruebas para comenzar a “limpiar” el fútbol. Convenció a un par de dirigentes, admitir la culpabilidad y así que el “castigo” no sea tan severo como debía ser.

El “tío Chuck” o “Topo”, como se lo conocía, murió este ao a causa de una enfermedad, y aunque fue uno de los que ensució el fútbol, ayudó a iniciar una de las investigaciones más grandes que ha involucrado al deporte más popular del mundo.

Después del escándalo de mayo del 2015, el suizo Joseph Blatter renunció y dejó su puesto de presidente de la FIFA, luego de casi dos décadas. Con miedo a que se siga hurgando en el tema, terminó dejando la entidad máxima del fútbol mundial, a pesar del tibio apoyo de algunas Confederaciones.

Luego, fue suspendido junto a Michel Platini y otros directivos, a ocho aos de inactividad total con cualquier tema referente al fútbol. El Comité de tica de la FIFA, encontró indicios de pago de sobornos para la concesión del Mundial 1998, justamente en el tiempo de que Platini era consejero de Blatter.

Hasta ahora no el encontró hechos muy concretos de corrupción, pero aseguran que tarde o temprano, el suizo va a caer al igual que sus demás colegas y no habrá fianzas, ni medidas alternativas que lo salven.

La pregunta que todos se hacen es, por qué se mete Estados Unidos en la cuestión? Es simple, para la justicia norteamericana, encabezada por Loretta Lynch, los hechos de sobornos se habrían realizado en suelo estadounidense y además se utilizaron sistemas bancarios del país.
chaquetas ralph lauren hombre Algunos puntos para entender el caso Napout