blue ralph lauren mujer Quince minutos de fama

gafas sol ralph lauren Quince minutos de fama

Vestir la semana. Son varios los elementos que tenemos que convertir en mandamientos. Se trata de clásicos atemporales que siempre debemos tener a la mano para mantener un encanto casual en el que no se note esfuerzo alguno.

A este respecto, Jean Cocteau dijo: Nada más complicado que la simplicidad. La mujer de hoy está viviendo sus quince minutos de fama. Trabajamos más, viajamos más, mandamos más y, en lo posible, amamos más. Para todo ello se requiere un vestuario diverso y recursivo.

La premisa es: cada maana debemos levantarnos con la mente enfocada en que las prendas que escojamos son un arma para triunfar. Debemos comenzar por nuestro clóset. Ese es el primer aliado.

Cuando tenemos un uniforme, que armamos con prendas favorecedoras y funcionales, podemos darles cabida a las tendencias para mezclar un poco nuestra apariencia y vernos jóvenes y modernas.

Un abrigo XL, una blusa oriental, una camisa de cuadros o una chaqueta de cuero lo importante es estimular la autoestima con prendas alegres y divertidas. No hay que tenerle miedo a vernos sexis, sin pasarnos de la raya. La sensualidad no solo debe notarse en la intimidad. Diseadores como Marc Jacobs han creado colecciones de lencería muy femenina para que proyectemos un look de boudoir debajo de una chaqueta masculina, sin que se vea vulgar.

La agenda de trabajo exige momentos ejecutivos pero también casuales. Si nos organizamos bien, podemos combinarlos con prendas diferentes como pantalones estampados y suéteres de colores pastel, blazers camel o azul marino, partiendo de un vestido completo, andrógino, que nos vista de forma ideal para las juntas y las presentaciones.

Los zapatos no solo son el fetiche de la moda sino el complemento de la vestimenta laboral. Unos tacones bien elegidos hacen que lo que llevamos puesto sea todo un acierto. Está claro que para trabajar y vivir en un avión es mejor llevarlos planos, para no morir en el intento, pero no olvidemos los 15 centímetros de autoestima y el toque femenino que le dan a la silueta un buen par de tacones negros o de cualquier color.

El minimalismo es clave porque aporta cortes limpios, líneas puras y vestidos sobrios que podemos contrastar con un estampado audaz, pero siempre siguiendo la línea del menos es más.

Lo mismo pasa con la moda masculina, que definitivamente es el gran acierto femenino a la hora de marcar tarjeta. Define la silueta de la mujer sin delatar demasiado y la empodera para ir al trabajo o salir a un evento en la noche. El clóset recursivo y versátil tiene prendas laborales que se transforman y consiguen muy buenos resultados. Lo vemos en los grandes nombres del diseo, que han cedido un importante espacio en sus colecciones a la mujer trabajadora, vistiéndola con paos raya tiza, chaquetas bien cortadas, tweeds, pao gallineto y príncipe de gales, característico de la casa Dior. Lo vemos en camisas en seda blancas y de rayas y zapatos de amarrar que imitan los clásicos Oxfords de los seores, con tacones altísimos. Así vendrá el otoo invierno 2014 2015 en firmas como Ralph Lauren, Stella McCartney, Dolce Gabanna, Saint Laurent, Louis Vuitton y muchos otros.

Lo irónico es que para manejar nuestra semana de oficina tenemos que robarles el look a los hombres para competir en franca lid. Y ellos, cada vez más y con mayor frecuencia, están llevando accesorios femeninos como nuestro álter ego: la cartera.
blue ralph lauren mujer Quince minutos de fama