ralph lauren childrens clothes Por JUAN GOSSA N Historia de los mercados para los damnificados y que dejaron podrir

bolsos polo ralph lauren mujer Por JUAN GOSSA N Historia de los mercados para los damnificados y que dejaron podrir

Politica y Sociedad Espacio dedicado a la informaci n y discusi n de todo lo relacionado con nuestro pa s, departamento y ciudad, pero tambi n de todo aquello que ocurre en el mundo. Noticias, fen menos sociales y datos hist ricos tienen su sitio aqu . Todas las opiniones se aceptan siempre y cuando se hagan respetando a los dem s y sin insultos. .

Temas Similares Tema Autor Foro Respuestas ltimo mensaje As desperdiciaron los suministros para afectados por el invierno Juan Gossa n Tyler Durden Politica y Sociedad 13 30 12 2011 02:18:07 ‘El vivo vive del bobo’ por Juan Gossa n freeyon Politica y Sociedad 4 14 06 2011 08:02:00 Juan Gossain se despidi de la radio Tyler Durden Television y Farandula 2 30 06 2010 20:55:48 Que susto le metio juan gossain a esta familia MACHO MEN Politica y Sociedad 2 24 06 2010 16:43:51 Juan Gossain Vs. Andres Pastrana // A kien le vas? Kiko! Politica y Sociedad 2 15 09 2009 10:29:55

Especial para El Tiempo

Exc senme si parezco furioso: lo estoy. Esper una semana antes de sentarme a escribir, pero no se me pasa. El crimen que se ha cometido clama justicia al cielo. Voy a contarles la historia.

San Estanislao de Kotska, con su nombre de santo polaco, es un pueblo de 15.000 habitantes, en el departamento de Bol var, situado apenas a 40 kil metros de Cartagena. Por all se le conoce simplemente como Arenal.

En la v spera de Nochebuena murieron dos ni os, uno, de 2 a os, en Arenal, y el otro, de 7 meses, en Soplaviento, la aldea de m sicos que le queda al frente.

Estaban recogidos con sus familias en albergues para damnificados del invierno. Los dict menes m dicos fueron iguales en ambos casos: muerte por desnutrici n. Los aguaceros de los ltimos a os han ocasionado tantos estragos en las riberas del canal del Dique que ya no hay comida. Un sacerdote amigo m o vio a una madre con sus hijos almorzando las hojas que arrancaban de un palo de lim n a la salida de Calamar.

Ese mismo d a, mientras los vecinos piadosos recog an dinero en la calle para enterrar a los ni os, en una bodega de la zona industrial de Cartagena tuvieron que destruir 12.000 raciones de comida que la Gobernaci n de Bol var hab a comprado hace cuatro a os, para socorrer a las v ctimas del invierno, pero que acabaron pudri ndose en un dep sito.

No eran solo alimentos. En las cajas tambi n hab a varias medicinas, entre ellas suero glucosado para rehidratar a los hambrientos. Es probable que con un par de esas botellas los dos ni os se hubieran salvado. Sigo pensando en ellos hoy, que es d a de los Santos Inocentes.

Todo empez en el a o 2007. El implacable invierno, que desde entonces ven a rugiendo como un perro hambriento del sur de Bol var hacia el norte, hab a cobrado ya sus primeras v ctimas: ranchos destruidos,
ralph lauren childrens clothes Por JUAN GOSSA N Historia de los mercados para los damnificados y que dejaron podrir
cosechas perdidas, gallinas y cerdos que flotaban en las corrientes. Las romer as de indigentes, con un pedazo de colch n al hombro y las criaturas en brazos, se

desplazaban de pueblo en pueblo, mendigando cobijo y pan.

El gobernador Libardo Simancas, que estaba a punto de dejar su cargo para ser investigado por v nculos con la parapol tica, orden que se compraran 12.000 mercados a unos licitantes de v veres que los cotizaron por 4.000 millones de pesos.

Joaco Berr o, el nuevo gobernante, acus a su antecesor de haber hecho una compra ama ada y sin los requisitos que exige la ley. Seg n declar p blicamente, tem a que al repartir esos alimentos lo metieran en la c rcel. En aquella ocasi n le dije por radio que es mejor terminar preso por repartir comida que por dejarla pudrir.

Prefiri ordenar que almacenaran los mercaditos en una bodega contratada mientras se adelantaba una “investigaci n exhaustiva” que no lleg a ninguna parte. (Malditas sean las investigaciones exhaustivas en Colombia. Todav a no hemos podido saber qui n asesin al mariscal Sucre ni qui n orden que mataran a Gait n.)

A Berr o lo destituy la Procuradur a por otras razones. Lleg un tercero, Jorge Mendoza, tan fugaz que ni tuvo tiempo de averiguar d nde diablos era que estaba guardada la comida.

En el 2010 convocaron a votaciones at picas para que alguien gobernara los nueve meses que hac an falta. Solo particip el 10 por ciento de los ciudadanos. Apareci Alberto Bernal, el cuarto mandatario, y, seg n l mismo ha dicho, desde el d a de su posesi n ya los mercaditos estaban da ados.

En esos cuatro a os, cada invierno fue m s grave que el anterior.

Los damnificados se multiplicaron. Eran, como siempre, los m s indefensos y desprotegidos. Uno puede comprobar en las calles coloniales de Cartagena que los desplazados por el agua ya no piden dinero. Ni siquiera piden una s bana. Ellos mismos dicen que se conforman con una lata de leche en polvo o unos cubitos para hacer sopa.

Pas el tiempo. Llov an las explicaciones legales, hubo una inundaci n de incisos y par grafos, cay un diluvio de intrigas, metieron sus manos diputados y concejales, y as , entre martingalas de leguleyos y bellaquer as de pol ticos, la bodega termin por convertirse en un pudridero.
ralph lauren childrens clothes Por JUAN GOSSA N Historia de los mercados para los damnificados y que dejaron podrir